Inicio » Catálogo » Breve Historia de los juguetes eróticos Agregar a favoritos
Mi Cuenta  |  Ver Cesta  |  Realizar Pedido  

Información
Como Comprar
Preguntas frecuentes Cybersexday
Garantia y Privacidad
Venta Mayorista Sex Shop
Tabla Tallas Lencería
Prensa
Sugerencias y Reclamos
Contactenos
Confirmacion de Pago
Categorias

Accesorios

Afrodisiacos y Feromonas

Bromas y despedidas de solteras

Cremas y Lubricantes

Juegos de Salón

Lenceria Erotica
 Baby doll
 Bikinis y Trikinis
 Bodys y Catsuits
 Camisones y Pijamas
 Colales, Calzones, Portaligas
 Conjuntos
 Corset
 Disfraces Eroticos
 Joyas Brillantes
 Lenceria Masculina
 Lenceria Tallas Grandes
 Pantys
 Pelucas
 Pezoneras
 Vestidos

Poleras

Preservativos

Sado / Fetish / Bondage

SexShop
 Anillos para pene
 Arneses
 Bolas Chinas
 Bombas de vacío
 Consoladores
 Desarrolladores
 Dilatadores Anales
 Doble Penetracion
 Estimuladores Femeninos
 Estimuladores Masculinos
 Fetish
 Fundas y Prótesis
 Juguetes de Metal
 Muñecas Inflables
 Rotadores
 Vibradores
Breve Historia de los juguetes eróticos


Desde la antigüedad el falo ha sido representado por las culturas como símbolo religioso o para rituales de fertilidad y cosecha, por lo cual no es extraño encontrarse con objetos muy similares a nuestros actuales consoladores o dildos representados en madera, piedra, cuero o boñiga seca de camello recubierta de resistente resina, provenientes de las culturas más avanzadas de nuestro pasado. Estos objetos con formas fálicas nos hacen pensar que ya hace unos 30000 años se usaron los dildos o consoladores tanto para la masturbación masculina como femenina. Pero se hicieron realmente más populares gracias a los comerciantes griegos del Puerto de Miletus quienes los distribuyeron a través del Mediterráneo.

Es probable que el nombre “dildo” provenga de un instrumento náutico inglés de forma muy similar a los consoladores que hoy conocemos o del término italiano diletto (deleite). Sin embargo, el concepto de los consoladores y vibradores como objetos sexuales, aparece recién a mediados del siglo XIX y siempre se ha pretendido ocultar su real utilidad encubriendo su uso como “terapias de masajes” para la dolencia llamada “histeria femenina”. Se sabe que esta terapia era realizada sólo por los doctores o los maridos (ya que la práctica del auto estimulación femenina era vista con muy malos ojos) que ponían el vibrador sobre el clítoris produciendo un alivio mediante paroxismo, es decir, el orgasmo. Claro que el aparato utilizado no ofrecía las comodidades en cuanto a diseño y texturas que encontramos hoy en las tiendas de juguetes eróticos ya que no estaban pensados para la penetración sino que sólo se limitaban a la fricción del clítoris.
Antepasados de los Consoladores y Vibradores

Durante 1870 se elaboró en Inglaterra el primer masajeador para clítoris con un sistema de vibración incorporado y fue llamado Manipulator. Este vibrador consistía en una mesa poco sofisticada con un orificio en el centro donde se encajaba la pelvis de la mujer, a la que se le aplicaba vibración con una esfera conectada a una máquina de vapor. No se puede negar que este vibrador daba los resultados esperados, pero seguía siendo una máquina cara y de difícil uso.

Diez años más tarde, el médico inglés Joseph Mortimer Granville, cansado de las tediosas y numerosas sesiones de masajes para mujeres con histeria, creó un nuevo y revolucionario vibrador, este tenía forma fálica y producía milagrosos resultados siendo su único problema su industrial tamaño. Los doctores recostaban a las pacientes en un sillón y le ponían el vibrador sobre su clítoris logrando un orgasmo dentro de unos diez minutos.

Pronto comenzó la industrialización de los vibradores, siendo Weiss la empresa pionera en la fabricación en serie de estos artículos sexuales, renovándoles su aspecto y cambiándoles el interior para que pudieran funcionar con baterías para luego revolucionar el mercado de los artículos domésticos con corriente eléctrica. Las “histéricas” de la época fueron curadas y podían adquirir sus vibradores (de unas 1.000 a 7.000 pulsaciones por minuto) mediante las publicidades que ofrecían las revistas o por receta médica.

Los hombres no se quedaron sin sus propios vibradores. El médico naturalista John Muir, en el 1899 diseñó un aparato que se ataba con correas a los muslos y al cuello, que ejercía estimulantes vibraciones a los penes que padecían espermatorrea, también a “quienes necesitaban descargar y aliviar la próstata” o simplemente “para estimular la circulación”.


Vibradores en casa

Entramos al siglo XX y los inventos de la época como los motores eléctricos de menor tamaño, propiciaron el surgimiento de los vibradores para el hogar. Estos fueron altamente publicitados en las revistas y periódicos con eslóganes como “la vibración es la vida”, "instrumento para la tensión y la ansiedad femenina" o “Porque tú, mujer, tienes derecho a no estar enferma”, etc. Así fue como en 1902 la empresa americana Hamilton Beach of Racine patentó el primer vibrador doméstico que logró entrar en los hogares incluso mucho antes que la plancha eléctrica.

Gracias a la alta demanda, los vibradores se hicieron paulatinamente más asequibles y fueron adquiridos por particulares para curar a sus ansiosas mujeres. El Miracle Ball-Grip Massager y el Gyro-Lator se hicieron muy famosos y se vendieron como “La vibración que proporciona vida, vigor, fuerza y belleza” o “Instrumentos para la tensión y la ansiedad femenina”. En 1917, los vibradores fueron desplazándose desde las consultas médicas hacia los hogares siendo más requeridos que las tostadoras y otros implementos domésticos. Seguían considerándose como artefactos clínicos que entregaban alivio y relax a las mujeres más impetuosas.

Sin embargo, las crecientes ventas de vibradores se vieron afectadas en la década de los `20 con el cine porno que los utilizó en escenas de masturbación. Es famosa la película The nun´s story, dónde la mujer del culturista Vic Tanney aparece en escena masturbándose con un primitivo vibrador. A partir de ese entonces los consoladores dejaron de considerarse implementos clínicos para transformarse y perder su fama siendo llamados “juguetes diabólicos y fálicos creados para saciar la lujuria femenina”.

A partir de 1952 la Asociación Americana de Psiquiatría develó el gran mito de la histeria femenina reconociendo que las terapias realizadas con los vibradores no eran otra cosa que sesiones de masturbación, lo que dio paso a la venta camuflada de los juguetes eróticos con nuevos colores, formas y diseños. Se vendieron a través de catálogos y disfrazados de aspiradoras, masajeadores para el cuello o como otro de los accesorios de un rizador de pelo.

Comenzaron en 1973 las reuniones de amas de casa donde no sólo se ofrecían cosméticos o artículos de cocina sino que se incluyó la distribución de los renovados vibradores, respaldadas con el boom del feminismo. La sexóloga Betty Dodson agrupó a las mujeres para dirigir sesiones de masturbación, popularizando el vibrador con sugerente forma de micrófono Hitachi Magic Wan, este aparato tenía la increíble capacidad de provocar orgasmos hasta en los clítoris más inexpertos. Este año, el sex shop Eve’s Garden abre sus puertas a las mujeres de New York y en 1978 se abre Good Vibretions en San Francisco siendo el segundo sex shop femenino de América.

En 1981 se realizó otra relevante reunión dirigida por Jacqueline Gold de la tienda erótica femenina Ann Summers, quién convoco a las mujeres más liberales para vender y demostrar el funcionamiento y las ventajas de los vibradores.

Finalmente las mujeres tenían muy claro lo que podían esperar en torno al sexo y más claro aún con respecto a la auto estimulación. Se produce la vuelta del consolador al cine en gloria y majestad, esta vez para quedarse y demostrarle al público todos los secretos para una buena masturbación. A finales de la década de los ´80 la conservadora Administración Reagan envió vibradores y consoladores en forma masiva a las familias estadounidenses como parte de uno de sus programas de sexo seguro y prevención del SIDA.
El vibrador en nuestros días.

Nos encontramos en las puertas del siglo XXI y en Chile, el uso del vibrador es algo que comienza en forma paulatina y positiva su aceptación dentro del público femenino, al ser considerado uno de los implementos más eficaces para el sexo en solitario y un excelente complemento para el sexo en pareja. Y a pesar de que ya son muchas las valientes que entran a un sex shop para escoger el modelo más adecuado, existe la atractiva y segura alternativa de la venta de sex shop on line, que por estos días se ha transformado en una de las formas de compra más efectiva y discreta para todas las mujeres que quieran guardar en su dormitorio un amigo secreto que cumpla sus fantasías en todo momento. Ya no es necesario ser protagonista de “Sex and the City” para tener bajo la almohada al famoso vibrador Rabbit o ser la famosa Victoria Beckham con su millonario consolador de platino y diamantes porque hoy las mujeres estan a un clic de elegir el tamaño, color y precio que más les acomode.

Las nuevas tecnologías también se han puesto al servicio de los placeres del sexo y cada vez son más las mejoras que se aplican a los juguetes eróticos como el uso de materiales hipoalergénicos, diseños hiperrealistas que hacen que los vibradores y los consoladores sean cada vez más similares a la piel y una serie de ventajas que solo harán de esta experiencia sexual algo totalmente placentero.

Continuar





Compras  más
0 productos
Ofertas  más
Lubricante Intimo Wet Original 300g
Lubricante Intimo Wet Original 300g
$19.990
$12.990
Artículos
Usos de Bombas de Vacío
Usos de los Consoladores y Vibradores
Usos y cuidados Vaginas de Cyber Skin
Usos de los Anillos para el Pene
Breve Historia de los juguetes eróticos
Los Mas Vendidos
01.Starsex Lubricante Anal Aloe Vera 8ml
02.Starsex Lubricante Anal Dilatador 100ml
03.Starsex Retardante Masculino 8ml
04.Enamor Feromonas 100% Concentración, Masculinas
05.Anillo Vibrador
06.Starsex Lubricante Anal Dilatador 60ml
07.Starsex Lubricante Vaginal Excitante Femenino 100ml
08.Anillo peneano
09.Mini Conejito Vibrador
10.Estimulante Excitante “Spanish fly" 30ml
Novedades  más
Lubricante Intimo Wet Synergy Efecto Calor 281g
Lubricante Intimo Wet Synergy Efecto Calor 281g
$29.990
$19.990

W W W. O R G A S M I K C H I L E . C L
Agustinas 972, local 309 (PISO 3). Santiago -Chile.